Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Cómo promocionar tu startup de forma asequible y eficaz

Descubre cómo dar a conocer tu negocio utilizando la metodología que está revolucionando el marketing y la comunicación para los emprendedores.

  1. Innovación y eficiencia a tu alcance
  2. Metodología tradicional vs metodología lean

Innovación y eficiencia a tu alcance

La Comunicación Lean es la mejor opción para cualquiera que esté emprendiendo y quiera darse a conocer de la forma más económica y efectiva posible. Y no sólo eso, sino que además es una metodología realmente útil a la hora de contrastar y validar la propuesta de valor de cualquier nuevo producto o servicio. Si eres emprendedor puede que hayas oído hablar en más de una ocasión de la metodología lean startup. Pues bien, la Comunicación Lean toma su nombre precisamente de dicha metodología. He aquí una breve introducción para ir entrando en materia.

El origen de la Comunicación Lean

El fundador de la metodología “lean startup” es Eric Ries, autor del conocido best seller El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua” (que conste que no me llevo comisión por promocionarlo). Eric Ries no obstante se inspiró a su vez en el lean manufacturing, una filosofía de gestión procedente del país del sol naciente donde, como todos ya sabemos, tienen unos altísimos estándares de calidad y una habilidad especial para automatizar procesos.

Pues bien, la metodología lean startup y, por ende, la Comunicación Lean, tienen como objetivo aumentar la eficiencia, reducir al máximo el derroche, es decir, todo aquello que no aporte valor, y la aceleración del aprendizaje mediante la experimentación.

Llevada a la práctica, la metodología “lean” consiste en algo similar a la aplicación del método científico, y el resultado es la obtención de conocimientos validados o información contrastada. Se trata de llevar a cabo pequeños experimentos de forma recurrente para poder comprobar los diferentes elementos y variables de una idea, campaña o estrategia.

A través de la experimentación y la realización de pequeñas acciones de Marketing, Comunicación y Relaciones Públicas los emprendedores pueden:

  • Reducir el riesgo y el gasto: a menor escala, menor inversión requerida
  • Aumentar la efectividad de sus campañas: al poder realizar ajustes continuos en base las averiguaciones sobre lo que funciona y lo que no
  • Reafirmar y ratificar su modelo de negocio: en función del feedback recibido por parte de clientes, clientes potenciales, proveedores…

Metodología tradicional vs metodología lean

El modelo tradicional, el que a día de hoy prácticamente todas las agencias de marketing y comunicación están aplicando y ofreciendo a sus clientes, está basado en un sistema que no funciona para los emprendedores. Es caro, no se adapta a sus necesidades reales, y no ayuda a los emprendedores a conocer su mercado ni a validar su modelo de negocio. Y no se trata en sí de lo que hacen, de los servicios que ofrecen, ya que todas las empresas, ya sean pequeñas, medianas o grandes, tienen objetivos comunes de marketing, comunicación y relaciones públicas (ej. aumentar la visibilidad de la marca, ganar cuota de mercado…), sino de cómo lo hacen.

Los planes y las estrategias se basan en suposiciones, y no en hechos y datos contrastados y comprobados. En este sentido la metodología es la clave.  Y es que, tal y como yo lo veo, el modelo tradicional tiene un error de base; se matan moscas a cañonazos.

A diferencia de la metodología tradicional, al aplicar la metodología “lean” los emprendedores pueden predecir el éxito de una determinada campaña o acción de marketing, comunicación o relaciones públicas antes incluso de realizarla. Y cuando digo medir no me refiero a la información que normalmente nos encontramos en el informe mensual de resultados de una agencia de comunicación. Aquí no se trata de incluir el número de notas de prensa que se han redactado y enviado a los medios, ni de estimar el valor de una determinada aparición en función del coste de la publicidad. Hablamos de datos “validados”, de información obtenida y contrastada gracias a la realización de pequeños experimentos.

Y ahora puede que estés pensando, ¿y qué pasa con el marketing digital? Ahí sí se consiguen datos concretos sobre la efectividad de una campaña. Y la respuesta es sí, pero ¿saben las agencias de marketing que siguen el modelo tradicional cuál va a ser la efectividad de una campaña antes de llevarla a cabo? ¿O funcionan en base a suposiciones? Como es lógico, aprenden haciendo, sobre la marcha, pero lo hacen a largo plazo, con planes por regla general a seis meses, lo que se traduce en una importante inversión de tiempo y dinero que muchos emprendedores no tienen o que necesitan dedicar a otras áreas de su negocio.

Comunicación Tradicional Comunicación Lean

Duración media de los contratos con agencias

6 meses o 1 año Consultoría por horas o contratos por campañas

Duración media de los planes y campañas de comunicación, marketing y relaciones públicas

Largo plazo (6 meses o 1 año)

Corto plazo (30, 60 o 90 días)

Inversión requerida para la realización de campañas…

Alta Baja
Estrategias basadas en… Suposiciones Hechos contrastados y conocimientos validados
Capacidad de adaptación y realización de mejoras en base a necesidades y demandas de los consumidores Baja Alta
Capacidad para validar el modelo y la propuesta de valor, el producto o servicio de un negocio No
Medición del éxito de las campañas e iniciativas en base a… Comunicación Tradicional: datos sobre resultados

  • Número de notas de prensa enviadas a X número de medios de comunicación
  • Número de campañas propuestas y/o realizadas
  • Número de de apariciones en medios de comunicación
  • Equiparación del valor de X apariciones en función del coste de la publicidad…
Comunicación Lean: conocimientos validados

  • Información contrastada con el público objetivo sobre el ángulo, tono, etc. que debe usarse para despertar su interés y aumentar su nivel de comprensión del mensaje.
  • Feedback recibido por parte de periodistas clave (ya sea positivo o negativo) sobre el ángulo, las fuentes, los recursos adicionales…, que deben emplearse para que la información sea relevante para su medio y su audiencia.
Marketing Digital: datos sobre resultados

  • Número de clics
  • Número de fans
  • Número de visitas a la web…
Marketing Digital: conocimientos validados

  • Datos comprobados y contrastados sobre la efectividad de diferentes variables de una campaña de marketing (mejores franjas horarias, canales/redes más efectivas, copy más atractivo, etc).
Relaciones Públicas: datos sobre resultados

  • Número de nuevos contactos dentro de un determinado sector, de usuarios
  • Número de asistentes a un determinado evento
Relaciones Públicas: conocimientos validados

  • Capacidad para identificar, captar y mantener la relación con contactos clave (ej. dentro de un determinado sector, con medios de comunicación y periodistas, personas influyentes, usuarios, proveedores…), y para mejorar y aumentar el tipo de relación (más o menos estrecha) y el grado de compromiso de esos contactos con nosotros/nuestra empresa.

En la práctica, la metodología de la “comunicación lean” es muy sencilla. Y de eso se trata. De huir de complejidades, de fuegos artificiales, para centrarnos en lo esencial, eliminando todo gasto superfluo, ya sea de tiempo, dinero o esfuerzo.

La comunicación “lean” es experimentación, es análisis y contrastación, y la mejor herramienta para todo aquel emprendedor o startup que quiera dar a conocer su negocio de forma asequible y eficaz. Y, aunque un asesor especializado puede ser de gran ayuda, todo emprendedor puede aprender fácilmente a crear sus propios planes utilizando esta metodología. Al fin y al cabo, el método “lean” se parece mucho a una receta de cocina; sólo hay que seguir los pasos.

¿Te ha gustado?

Si te ha interesado el artículo no dejes de leer los próximos posts en los que te explicaré paso a paso cómo crear un plan de marketing, comunicación y relaciones públicas para tu empresa utilizando esta metodología.

¡Que se corra la voz!

¿Crees que este artículo puede interesarle a algún otro emprendedor? Si es así, compártelo y cuéntale lo que sabes sobre la comunicación lean.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: